Que ha dejado el COVID-19 a un año de decretarse emergencia sanitaria en México

“Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes, sino aquellas que se adaptan mejor al cambio”: Charles Darwin

Por Marlene Martínez Leal (*)

Imagen ilustrativa: Gobierno de México

El 30 de marzo del 2020, el Gobierno Federal declaró que el país entró en una emergencia sanitaria por el brote del coronavirus COVID-19 y, junto con ello, el endurecimiento de las medidas de la Jornada Nacional de Sana Distancia, con el objetivo de combatir el “ascenso rápido” en la cantidad de casos. Hasta ese momento se registraban en México 1094 casos positivos, 2752 casos sospechosos, 5635 posibles casos descartados y 28 fallecimientos. El Decreto presidencial con la declaratoria de emergencia sanitaria fue leído en cadena nacional por el canciller Marcelo Ebrard, momentos después de que el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, diera a conocer los ajustes a la Jornada Nacional de Sana Distancia; este documento fue público y oficial en el Diarios Oficial de la Federación al siguiente día (Expansión Política, 2020).

El Artículo primero de esta declaratoria estableció como acción extraordinaria, para atender la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2, que los sectores público, social y privado deberán implementar las siguientes medidas:

I: Se ordena la suspensión inmediata del 30 de marzo al 30 de abril de 2020, de las actividades no esenciales, con la finalidad de mitigar la dispersión y transmisión del virus SARS-CoV2 en en la población residente en el territorio nacional;

II. Solamente podrán continuar en funcionamiento las siguientes actividades, consideradas esenciales:

a) Las que son directamente necesarias para atender la emergencia sanitaria, como son las actividades laborales de la rama médica, paramédica, administrativa y de apoyo en todo el Sistema Nacional de Salud…” (Diario Oficial de la Federación, 2020).

A raíz de estas medidas, la sociedad mexicana se replegó a sus hogares, lo que implicó el paro de actividades de manera abrupta, por al menos algunos días en lo que se hacían adecuaciones para continuar “a distancia”.

Por la dimensión y significación, el sistema educativo nacional se vio obligado a buscar canales que permitieran continuar con la labor educativa (a pesar de que se tuvieron días previos a esta declaratoria) para ajustar actividades. Los medios de comunicación personal (celular, Facebook, Twitter, meet, zoom, …) se vieron incrementados en su uso, prácticamente de la noche a la mañana. El sistema “Aprende en Casa” se hizo presente para homologar a quienes tenían acceso a dispositivos electrónicos (mínimo TV).

Una encuesta realizada entre diciembre de 2020 y enero de 2021 mostró que Facebook es la red social con el mayor porcentaje de usuarios en México. Un 97 % de los usuarios de redes sociales encuestados dijo tener acceso a Facebook. WhatsApp fue la segunda plataforma más usada por los mexicanos, obteniendo un 95 % de los encuestados. En tercer lugar se ubicó Instagram, con un 73 %. (Burgueño Salas, 2021).

Este escenario se replicó para y en las actividades de servicios, quienes se readecuaron a trabajar desde casa o home office. Durante 2020 esta modalidad creció de un 39 % a un 68 %, posicionando a nuestro país como la región de América Latina que más apoya esta modalidad de trabajo, obligando a las empresas a acelerar sus estrategias de transformación digital y enfrentándolas a dos importantes desafíos que plantea esta nueva forma de trabajar: Acceso a la información y la seguridad de la misma (Ortíz, 2020). La idea fue en todo momento no parar la economía por la debilidad que tiene frente a afectaciones como la de esta pandemia.

De acuerdo con la segunda edición de la Encuesta sobre el Impacto Generado por Covid-19 en las Empresas (ECOVID-IE), que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), por el tamaño de las organizaciones, la modalidad de trabajo a distancia ha sido utilizada por 44.8 % de las grandes empresas. En tanto, ha sido una medida adoptada por el 19 % las de pequeñas y medianas empresas (PyMES) y por el 11.2 % de los micronegocios.

“El trabajo en casa a nivel nacional es 12 %, pero es casi el 45 % de las empresas grandes las que ya tienen trabajo en casa y lo piensan adoptar de manera permanente”, dijo en conferencia de prensa José Arturo Blancas Espejo, director general de Estadísticas Económicas del INEGI. (Hernández, 2020).

No todo el sector productivo contó con la fortuna de seguir con sus actividades, y esto se hizo evidente desde el mes de abril de 2020, en donde según datos del INEGI, 12 millones de personas salieron de la población económicamente activa (PEA), y mes a mes de la pandemia, la informalidad fue creciendo. La tasa de desempleo formal tampoco paso inadvertida frente al Covid-19, pues según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) México perdió el 3.2 % de su empleo reglado en 2020 al cerrar el año con 647,710 puestos menos que en 2019. El resultado, es ver como México sufrió el año pasado el mayor desplome del producto interno bruto (PIB) desde la Gran Depresión de 1932, con una caída del 8.2 % (Forbes México, 2021).

Al corte de este martes, 23 de marzo, México sumó 5 mil 881 contagios por Covid-19, con un total de 2 millones 203 mil 041 casos confirmados, y 199 mil 048 muertes (El Universal, 2021).

Al 19 de marzo de este año, y a casi tres meses de iniciar con la aplicación de la vacuna, las autoridades de la Secretaría de Salud reportaron que se ha alcanzado a vacunar a más de 5 millones de adultos mayores, trabajadores de salud y profesores (Milenio Digital, 2021).

En territorio nacional hay 126 millones 14 mil 24 habitantes, de acuerdo con los resultados del Censo de Población y Vivienda 2020, elaborado por el INEGI; que en contraposición a la población actualmente vacunada (en su primera o única dosis), es visible la gran brecha que existe para que esta inmunización–preventiva sea universal y como aliciente a las medidas sanitarias ya existentes —y para muchos rejadas— como un motivo para retornar a una “nueva normalidad” que se aprecia como urgente por las circunstancias económicas y sociales que se han evidenciado en este primer año.

Sigue siendo un desafío para el ciudadano, la economía, el gobierno esta pandemia, a fin de mantenerse vivos. ¿Estamos en lo moderno en la Ley de la Selva? ¿Aquel que tiene los medios y características superiores a otro es quien sobrevivirá?…

Referencias

Burgueño Salas, E. (03 de 03 de 2021). Statista. Obtenido de https://es.statista.com/estadisticas/1035031/mexico-porcentaje-de-usuarios-por-red-social/#statisticContainer

Diario Oficial de la Federación. (31 de 03 de 2020). DOF. Obtenido de https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5590914&fecha=31/03/2020&print=true

El Universal. (23 de 03 de 2021). El Universal. Obtenido de https://www.eluniversal.com.mx/nacion/coronavirus-23-de-marzo-mexico-suma-809-nuevas-muertes-por-covid-19-acumula-199-mil-048

Expansión Política. (30 de 04 de 2020). Expansión Política. Obtenido de https://politica.expansion.mx/presidencia/2020/03/30/mexico-llega-a-1-094-casos-de-coronavirus-y-alerta-ascenso-rapido-de-contagios

Forbes México. (27 de 02 de 2021). Forbes México. Obtenido de https://www.forbes.com.mx/noticias-golpes-pandemia-vida-y-economia-mexicanos/

Hernández, G. (2 de 12 de 2020). Factor Capital Humano. Obtenido de https://factorcapitalhumano.com/leyes-y-gobierno/home-office-opcion-laboral-solo-en-12-de-las-empresas-en-mexico-inegi/2020/12/

Milenio Digital. (19 de 03 de 2021). Milenio Digital. Obtenido de https://www.milenio.com/ciencia-y-salud/vacunacion-mexico-covid-19-19-marzo-2021

Ortíz, K. (1 de 10 de 2020). Forbes México. Obtenido de https://www.forbes.com.mx/mexico-el-pais-que-mas-apoya-el-home-office/

(*) Marlene Martínez Leal

Maestrante en Administración por la FCA-UNAM. Lic. en Política y Gestión Social por la UAM-Xochimilco. Docente de la UNAM en la Facultad de Economía, Profesor Invitado en el Facultad de Contaduría y Administración. Investigador independiente en problemas y proyectos vinculados al Desarrollo (administración, economía, política, sociedad y relaciones internacionales). Miembro actual y activo de la AMEI, AMECIP, ALAST, SOMEE. Ponente en diversos congresos y seminarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s