La expropiación de patentes

Por Eduardo Reyes Luna (*)

Imagen ilustrativa: Geralt/Pixabay

2.4 La expropiación de patentes
2.3.1 La figura de la expropiación
2.3.1.1 Concepto 

Al respecto, el autor Miguel Acosta señala que la expropiación por causa de utilidad pública es aquel acto jurídico unilateral en el que el Estado impone a una persona la transferencia de una propiedad para la realización de una actividad del mismo y exista una causa de utilidad pública, siempre que se cubra una indemnización por esa transferencia. Entonces, existe un acto unilateral del Estado sobre la “propiedad” de una persona, ya sea un particular o una persona moral.

Entonces para qué esta exista deben existir dos requisitos satisfechos, cuando existe una causa de utilidad pública y una indemnización, la cual son estos dos supuestos dicho acto sería una completa ilegalidad y acto de autoridad. 

2.3.1.2 Causas de utilidad pública en México aplicada a las propiedades intangibles 

En la ley de expropiación mexicana, se expresa que la satisfacción de necesidades colectivas en caso de guerra o trastornos interiores, el abastecimiento de las ciudades o centros de población, de víveres o de otros artículos de consumo necesario, y los procedimientos empleados para combatir o impedir la propagación de epidemias, epizootias, incendios, plagas, inundaciones u otras calamidades públicas, se considerarán como como causas de utilidad. Además, la propia norma establece otra causal de motivos de utilidad pública, y es hacer mayor efectiva la distribución de la riqueza a fin de evitar prácticas monopólicas que de ventajas exclusivas y que cause perjuicio a una colectividad o grupo social en particular. En cuanto a la aplicabilidad que tendrían estas a una propiedad intangible como una patente es alta, pues, en primer lugar, al considerarse que un proceso para la producción de una vacuna es fundamental para la propagación de una pandemia, caso en el que nos situamos actualmente con el virus del COVID-19, podría el Estado iniciar un procedimiento expropiatorio. 

Algo importante para destacar es que, en estricto sentido, solo el proceso podría ser expropiado, más no el producto final como lo es la vacuna. En segundo lugar, hay que recordar que nuestra Constitución, en el párrafo 10 de su artículo 28, a los derechos exclusivos derivados de las invenciones no se les dará el carácter de monopolio. Pero en la ley de expropiación mexicana, le da esas facultades al Estado de evitar los monopolios, incluyendo los derechos exclusivos derivados en la ley que regula las patentes en México, siempre y cuando estos monopolios afecten a la generalidad o grupos específicos.

Para poder ver los efectos que tendría la expropiación en materia de derechos de propiedad industrial, en especifico de las patentes, veamos a continuación el ejemplo de España, pues los efectos jurídicos que tiene está figura son interesantes. 

2.3.2 La expropiación de patentes en España

Esta figura en España es muy particular, pues a pesar de que en la Ley Mexicana de Expropiación y en la Ley de Propiedad Industrial no se menciona de manera clara y se tiene que correlacionar una ley con otra, en este país es explícito y directo, pues además de que sí existe la figura en la ley correspondiente a las patentes, establece los efectos jurídicos de está. 

2.3.2.1 Las licencias obligatorias por causas de utilidad pública y las licencias para la fabricación de medicamentos destinados a países con problemas de salud pública. 

España tiene una variedad de licencias, entre las que se encuentran las licencias obligatorias por causa de utilidad pública y las licencias para la fabricación de medicamentos destinados a países con problemas de salud pública. Este tipo de licencias, aunque pueden llegar a confundirse una de la otra la legislación española hace clara distinción de estas, pues por una parte la licencia por causas de utilidad pública se basa en tres supuestos para que se lleve a cabo. La primera se relaciona en que la invención puede ser de utilidad para la salud pública o la defensa nacional que haga que la explotación se realice de manera general por terceras personas. En segundo lugar, que, y esto es lógico, la falta de explotación de la invención afecte de tal manera a la economía que sea necesaria la explotación de la invención que sea necesaria la intervención del Estado para que todo el país, de manera económica, saque el mayor provecho de está en sus industrias. La tercera y última razón es la falta de abastecimiento en el país, sobre cualquier producto que esté protegido en materia de patentes. 

Así es como en lo general están reguladas las licencias de utilidad pública en España, ahora si estas razones son suficientes para poder justificar el otorgamiento de una licencia, en este supuesto no se opone ninguna justificación sobre algún abuso que pueda ocasionar el propietario, si no basta que se configure alguna necesidad de seguridad nacional o salud pública, falta de explotación o desabasto de los productos.

En segundo lugar, el Reglamento (CE) nº 816/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de mayo de 2006, sobre la concesión de licencias obligatorias sobre patentes relativas a la fabricación de productos farmacéuticos destinados a la exportación a países con problemas de salud pública [vi] establece el cómo se podrá solicitar este tipo de licencias, por lo que el ámbito de aplicación es en toda la Unión Europea y las solicitudes de presentaran en el país de que se trate o se encuentre la solicitud o el registro de la patente.

2.3.2.2 Efectos de la expropiación en materia de patentes en España

En la Ley 24/2015, de 24 de julio, de Patentes, en su artículo 81 se encuentran los efectos jurídicos de las patentes. Es por obvias razones que estos efectos solo se establecen en dos tipos de condiciones: 1) que las solicitudes de patente en trámite o a las ya concedidas en el ámbito de la competencia del Estado y 2), esta expropiación se debe de hacer en contra de una indemnización justa. De esto podríamos resaltar que el término “justo” se refiere a el valor de dicho valor intangible, es decir, se tendrá que hacer un avaluó sobre el valor de la invención, pero esto ya sería materia de un peritaje de los expertos en la materia.

Ahora bien, dicha expropiación puede ser para los siguientes efectos:

  • podrá hacerse con el fin de que la invención caiga en el dominio público y pueda ser libremente explotada por cualquiera;
  • si ha de adquirir el Estado la titularidad de la patente o de la solicitud.

En relación con el primer efecto jurídico, en relación que la invención entre en el Estado de la Técnica, este podrá ser explotado por cualquier persona a nivel internacional, pues todo el público podría producir y distribuir esta invención en bien de, no solo de su país, sino del mundo entero. Este es el argumento que podrían plantear todos aquellos que están a favor de que se liberen las patentes para el dominio público. Pues la facilidad que se tiene de acceder a esa información, en particular a la cura del COVID-19.

2.5 Dejar de considerar la expropiación de patentes por razones de dominio público

Pero empezar a considerar a la expropiación como una forma de liberación rápida de una patente es llevar al extremo las facultades de un Estado o Estados que dispongan estas figuras en sus legislaciones, pues la legislación internacional homologa la regulación de las licencias por utilidad pública a nivel internacional y en ninguna manera se permite la expropiación de las patentes para que durante su tramitación o su vigencia puedan trasladarse al dominio público.

La unilateralidad de un Estado y que todo el mundo tenga acceso a estos privilegios, con un precio justo del valor de la invención, pero sin tomar en cuenta a su vez la cantidad económica que se pudo haber generado al poner el producto a la venta, todo ello en perjuicio del inventor, pues este no podrá beneficiarse por completo de su invención, sino solo podrá acceder a una ganancia mínima, eso sí, por el bien de la humanidad

No solo los países deberían de regular esta figura para que la figura de la expropiación no aplique a los bienes intangibles como los que logran por el intelecto del hombre, sino también porque dicha figura no va de acuerdo con los términos internacionales que se regulan. La coexistencia de estas dos figuras en España, debería replantearse, ya que al permitir que dicho supuesto de expropiación exista, daría paso a prácticas de dictadura e ilegales.

No obstante, de que exista por otro lado las licencias, sería innecesario traer a la vida jurídica una figura que estaría en desuso por parte de la comunidad internacional, ya que actualmente el único instrumento efectivo, y sin menoscabar los derechos exclusivos que se tienen al tener una patente.

Por otro lado, ¿En que beneficiaría al Estado obtener la titularidad de una patente? Si se piensa que el Estado tiene que hacer licencias para que terceras personas exploten estos derechos, porque el Gobierno no tenga la estructura para poder empezar por si la explotación o la distribución, tendría que emplear el instrumento de una licitación pública, y en experiencia, sería un poco tardado el otorgamiento llegar a firmar un contrato, en primera porque se tienen que encontrar licitantes y por la otra que se acepten tales condiciones para firmar el contrato, aun si la licitación se hace de manera directa.

En este sentido, y de una manera muy coloquial hare la siguiente afirmación, el gobierno está para gobernar, no para explotar patentes. Por lo que todo el procedimiento burocrático para poder emprender el camino ya sea para poder licitar una licencia de patente perteneciente al Estado o comprarle una licencia al Estado, sería tedioso y repetitivo, pues se duplicaría toda una cadena de obtención de una licencia con la expropiación a que si solo se dejara la figura de las licencias.

En el mundo de las licencias, estaríamos hablando de que, si se logran buenas negociaciones entre el inventor y las empresas que se encargarían de la producción y distribución de medicamentos o vacunas, en situaciones de emergencias sanitarias como las que padecemos hoy en día con el multicitado Coronavirus, sería este camino de lo más eficaz.

III. Conclusión: La Transferencia de tecnología como alternativa eficaz

La transferencia tecnológica tiene como concepto el poder transformar los resultados de la investigación, durante un proceso establecido con las instituciones de investigación y universidades con terceras personas, en un producto o servicio que satisfaga las necesidades que se presenten en el mercado, la industria o en la vida en general. (vii) Después de ver la regulación de las licencias, que pudiera ser mejor, solo mencionaré a la transferencia de tecnologías como una forma en la que los centros de investigación y universidades pueden enfocarse durante el tiempo en que se tarde en la obtención de los resultados de investigación, en este caso la vacuna del Coronavirus, en negociar esta alternativa de transferencia, pues de ello se evitará que el Estado opte por medidas como la licencia obligatoria por la falta de explotación de una patente y que, en tiempos de crisis como la pandemia, permite el libre tránsito de información de manera rápida.

Este proceso de transferencia puede ser más rápido y ello favorecería mucho a que las negociones fluyera en una manera significativa si se da seguimiento desde el principio de la investigación y no esperar a los resultados, pues es en este tiempo muerto donde se pueden establecer los pormenores en caso de un resultado significativo, pues si se tiene idea del proceso de trasferencia, pues una vez que se encuentre la vacuna del COVID-19 y se haga una estrategia en materia de protección de la invención en el Derecho Intelectual, el tiempo de producción y la distribución de dicha vacuna será menos. Las oficinas de transferencia tecnológica tendrán un papel importante entre las empresas que se dedican a poder explotar la tecnología y los centros de investigación, pues tendrán que trabajar hombro a hombro, pues necesitarían estas oficinas hacer un estudio de viabilidad de cada investigación que se tenga y de ese estudio estudiar las posibilidades de negociación para cada avance tecnológico que se tenga.

Bibliografía y referencias:

vi. https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=celex%3A32006R0816
vii. Para ver más sobre el concepto de Transferencia de tecnología véase http://www.negociotecnologico.com/wp-content/uploads/2014/03/Manual-de-transferencia-de-tecnologia-y-conocimiento.pdf.pdf y https://goo.gl/dLS3EB; http://www.iphandbook.org/handbook/ch06/p01/

(*) Eduardo Reyes Luna

Egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha tomado diferentes cursos que ofrece la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual y tiene un curso de especialización en Propiedad Intelectual por la Universidad de Pennsylvania.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s