Colegio y hospital de Betlemitas, joya del Virreinato

El Museo Interactivo de Economía (MIDE) rescató parte del esplendor del monasterio que funcionó hasta 1820

Por Roberto Santa Cruz (*)

Imagen tomada por el autor

La orden de los Betlemitas llegó a México proveniente desde la Capitanía General de Guatemala, donde fue fundada.

Ilustración: Roberto Santa Cruz

Ya en nueva España, se asentaron en un enorme terreno que abarcaba desde la calle de Tacuba, el callejón de Betlemitas, San Francisco (hoy Francisco I. Madero) y Coliseo Nuevo, lo que hoy es Bolívar. No existía la calle de 5 de Mayo en su totalidad.

Además de establecerse como orden, fundada por San Pedro de San José de Betancur, los Betlemitas emprendieron una gran obra. Abrieron el Hospital de Pobres y Convalecientes de Nuestra Señora de Belén y San Francisco Javier. Gracias a este hospital, centenares de personas encontrarían la salud en tiempos en que no existía el concepto de hospital público.

San Pedro de San José de Betancur, fundador de la orden de Bletimitas. Foto: Especial

Nueva España todavía vivía un gran esplendor en el siglo XVIII. Los edificios, pues eran varios, abarcaron el convento de monjes, el Noviciado, el Hospital y los pabellones, así como patios y huertos. Se emplearon materiales duraderos, cantera, tezontle, y muchos azulejos, profusión de ellos en los muros.

Aspecto antiguo del Colegio de Betlemitas. Foto: Especial

De hecho, al salir la orden de México, en 1823, la propiedad comenzó a fraccionarse.

Uno de los terrenos dio paso al grandioso Teatro Nacional de Santa Anna, recinto de corte neoclásico, obra de Lorenzo de la Hidalga, cuyas obras comenzaron en 1842. Fue el gran escenario de la capital.

Teatro Nacional y parte del Colegio de Betlemitas. Autor del cuadro: Pedro Gualdi. Foto: Especial

Cuando se concibe el nuevo Teatro Nacional (posteriormente llamado Palacio de Bellas Artes), el antiguo Teatro de Lorenzo de la Hidalga es derribado en 1902. Hasta hoy muchos especialistas consideran un error el haberlo destruido, pues era una joya donde se estrenó el Himno Nacional en 1854.

Demolición del Teatro Nacional. Foto: Especial

El convento de Betlemitas, ya dividido y vendido, comienza su proceso de destrucción.

Una parte sustancial, colindante con la fachada de la calle de Tacuba, se convierte en viviendas. Otra parte adquiere carácter comercial y tiene locales en la planta baja. Los habitantes comienzan el deterioro, modifican paredes, derriban columnas o clausuran ventanas.

Hay tiendas, pequeñas bodegas, incluso departamentos.

Fachada hacia la calle de Tacuba. Foto: Roberto Santa Cruz

Además, debido a la enorme extensión de la propiedad original, el área que daba a Coliseo Nuevo (Bolìvar) y vecina ya del Teatro Nacional pasa a ser un hotel, el Hotel de Ambos Mundos, que aprovecha uno de los patios con arquerías.

Fachada hacia la calle de Bolívar. Foto: Roberto Santa Cruz

La división del convento también generó otra propiedad, una vez derribada la Casa del Vínculo, ubicada entre el Convento y la Iglesia de Betlemitas. Hoy en ese sitio se ubica una casa porfiriana que fue de la familia Romero Rubio.

Cada de la familia Romero Rubio. Foto: Roberto Santa Cruz

La iglesia ahora es parte del Museo del Ejército, vecino a su vez del Club de Periodistas.

Antigua Iglesia de Betlemitas. Foto: Roberto Santa Cruz

Betlemitas es hoy el Museo de Economía, pero la larga restauración devolvió esplendor y los curadores se empeñaron en mostrar al público la belleza de los patios, pasillos, habitaciones e incluso baños. Hay partes que devuelven al visitante al siglo XVIII, en un viaje sensorial. El silencio hace recordar la función de convento.

Acceso al Museo Interactivo de Economía. Foto: Roberto Santa Cruz

Tristemente, en México hoy solamente podemos apreciar el 40% de las instalaciones originales, pero vale la pena acudir a este lugar.

(*) Roberto Santa Cruz

Periodista con 35 años de experiencia. Se ha desempeñado en las diversas ramas de quehacer informativo: prensa, radio, televisión e internet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s