Envejecimiento demográfico mundial

El siglo XX entró en la historia de la humanidad como el siglo de un aumento sin precedentes en la duración de la vida humana

Por Dra. Rosa López Fernández (*)

Imagen ilustrativa: Traphitho | Pixabay

Dando continuidad a los artículos publicados previamente, el presente trabajo se enfocará a conocer las cifras poblacionales del envejecimiento demográfico, a nivel mundial, persiguiendo como objetivo principal continuar con el conocimiento de esta problemática, hasta llegar a las cifras en México.

El envejecimiento de una población se refiere al aumento cada vez mayor de la proporción de personas de edad dentro de la estructura de la población general.

Las primeras aproximaciones a la teoría del envejecimiento demográfico, las realizó el demógrafo francés Adolphe Landry en 1909.
Analizó la relación de los cambios en las variables demográficas y la productividad del trabajo en Francia y otros países europeos, bajo el nombre de “Revolución Demográfica” (García, 1995) (Barros, 2002).

En 1929, el demógrafo norteamericano, Warren Thompson le llama “Evolución Demográfica”, utilizando como variable rectora el crecimiento poblacional, en virtud de la cual clasifica éstas en estado de crecimiento potencial, efectivo y estacionario o de disminución (Barros, 2002).


En 1945, el inglés Frank Notestein expone la Teoría de la Transición Demográfica, la más conocida en la actualidad. (García, 1995) (Barros, 2002) (Hernández, 2000).

En 1989, Jean Claude Chesnais realizó un estudio sobre la validez de la Teoría de la Transición Demográfica, basándose en las series relativas a 67 países entre 1720 y 1984(Barros, 2002).

Si la fecundidad no hubiese experimentado el importante descenso que se inició en los países más desarrollados ya en el siglo XVIII, y que adquirió gran rapidez desde mediados de los años setenta del siglo XX, las pirámides poblacionales serían sumamente jóvenes y seguramente nadie estaría hablando del envejecimiento demográfico, aunque la esperanza de vida hubiese mejorado como lo ha hecho durante todo este tiempo (Pérez, 2000).

Las primeras regiones afectadas por el proceso de envejecimiento son las que primero atravesaron la transición demográfica, es decir, aquellas que descendieron las tasas de natalidad y de mortalidad durante el siglo XVIII.

Este proceso sucedió en el contexto de la Revolución industrial en los países europeos, donde los progresos de la medicina, la higiene y las transformaciones sociales y culturales que acompañaron el desarrollo económico afectaron los aspectos demográficos (Paredes, Ciarniello, & Brunet, 2010).

Muchos especialistas coinciden, en que el número de habitantes en el planeta llegará a su punto más alto en 2064 con 9.700 millones, antes de caer por debajo de 8.800 millones. Se espera que, en 23 países, la población se reduzca a la mitad para 2100.

En la Tabla 1, aparecen las proyecciones mundiales de la población adulta mayor al año 2050.

Tabla 1. Proyecciones mundiales de la población de 65 años y más

Fuente: Haub, (2007). World Population Data Sheet, and United Nations Population Division

La población de personas centenarias en 2050 será 16 veces mayor que en 1998 (2,2 millones frente a 135.000), con la relación hombre-mujer de personas centenarias bajando a aproximadamente 1 por cada 4 (Pinazo, 2012).

Los porcentajes de población de avanzada edad y de las esperanzas de vida específicas de cada género variarán a lo largo de las próximas décadas tanto en países desarrollados como en países en vías de desarrollo.

El envejecimiento demográfico es un proceso irreversible que están atravesando la mayoría de las poblaciones. Una de las tareas más urgente en el mundo, es lograr que se reconozca la importancia del envejecimiento como problema de salud pública que exige acción inmediata.

Referencias

Barros, O.Z. (2002). Escenarios demográficos de la población de Cuba. Período 2000 – 2050. La Habana: CEDEM.

García, R. (1995). La transición de la mortalidad en Cuba. Un estudio sociodemográfico. [Tesis doctoral]. México: El Colegio de México. Centro de Estudios Demográficos y de Desarrollo Urbano.

Haub, C. (2007) World Population Data Sheet, and United Nations Population Division.

Hernández, R. (2000). Estudio del envejecimiento de la población. En: Perspectivas y escenarios de la población y los recursos humanos de Cuba y sus implicaciones económicas y sociales entre el año 2000 y 2050. La Habana: CEDEM, 374 – 418.

Paredes, M., Ciarniello, M., & Brunet, N. (2010). Indicadores sociodemográficos de envejecimiento y vejez en Uruguay: una perspectiva comparada en el contexto latinoamericano. República de Uruguay. Lucida Ediciones. (Primera Edición).

Pérez, J. (2000). Envejecimiento y esperanza de vida en salud. Ponencia presentada al XXIII Congreso de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. Barcelona, 8 de junio de 2000.Centre d’Estudis Demogràfics.

Pinazo, S. (2012). Envejecimiento en la población mundial. Curso AECID. Políticas Públicas de envejecimiento activo. Recuperado de: http://www.riicotec.org/InterPresent2/groups/imserso/documents/binario/bol2012_mundial.pdf

(*) Dra. Rosa López Fernández

Doctor en Investigación Interdisciplinaria, Coordinadora del diplomado en Cuidados a las personas adultas mayores: retribuyendo a la vida, una visión interdisciplinaria.
Catedrática e investigadora en la Universidad Anáhuac, México. Maestría en Gerontología Médica y Social por el Centro Iberoamericano de Atención a la Tercera Edad.
Investigadora Agregada por la Academia de Ciencias, Licenciatura en Psicología por Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, Cuba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s