Los monumentos, su memoria y su historia

Puede afirmarse salomónicamente que los monumentos tienen que permanecer en su sitio y su contexto explicado en una placa, su valor histórico y artístico o bien, desplazados a lugares donde se cuente su historia, sin la necesidad de ser destruidos

Por Mtro. Marco Darío Balderas (*)

Imagen ilustrativa: Escalinata del Hospital de Jesús de la Ciudad de México, en el que reposan los restos de Hernán Cortés (Diego Delso-Wikipedia)

13 de agosto de 1521. Cae la ciudad de México-Tenochtitlan ante Hernán Cortés y sus aliados y con ella el imperio mexica. El próximo 2021 se cumplirá medio milenio de aquella epopeya de dos pueblos tan distintos que al mezclarse formaron uno nuevo y una nueva nación en un largo proceso. En un texto anterior, mencionaba la reciente iconoclastia que ha derribado monumentos, surgida por las protestas contra la segregación y el racismo, particularmente en los Estados Unidos pero que prendió en todo el mundo y sin duda, será un tema principal en 2021 —muy delicado por sus aristas—, primero, el “descubrimiento colombino” de América como precedente y desde luego, la conquista. Sus monumentos, juzgados a la luz del sistema que se impuso para la explotación, por parte de los imperios, del llamado Nuevo Continente, serán blanco de los juicios de diferentes posturas ideológicas.

En la Ciudad de México es particularmente sensible el 12 de octubre o “Día de la raza”, en el que se ataca el monumento a Colón en el Paseo de la Reforma, que ha tenido que ser protegido con vallas cerradas de metal y madera. La figura de Hernán Cortés en México, sin embargo, solo cuenta con un busto en el Hospital de Jesús —institución privada donde se encuentran sus restos—. Bien se han guardado los gobiernos de erigirle un gran monumento, pues sería como echar sal en una herida, a diferencia de países donde se conservaban o se conservan las efigies de figuras históricas como esclavistas y segregacionistas como la de Edward Colston en Bristol, Inglaterra, derribada apenas en junio de este año. Tampoco se salvó de ser derribada la estatua del conquistador Diego de Mazariegos en San Cristóbal de las Casas en 1992. Ni, paradójicamente, se ha salvado la estatua de un personaje progresista como el abolicionista negro Frederick Douglass, famoso por su discurso “Qué es para un esclavo el 4 de Julio”, arrancada de cuajo recientemente en Rochester, Nueva York, en julio.

Es pertinente citar al historiador Pierre Nora, ha dicho Benjamin Stora en un artículo de France Culture, quien escribió que “La historia debe ser el centro del pensamiento y no solo la memoria, si los recuerdos dividen, la historia reúne. El conocimiento histórico (…) es la mejor muralla de los estereotipos que pueden existir alrededor de esta historia sangrienta y terrible que es la historia colonial”, refiriéndose al caso de Francia y Argelia. Stora ha sido comisionado por Emmanuel Macron para trabajar sobre esa penosa historia que se puede comprender conociéndola mejor.1

Esta labor en México ha tenido muchos representantes desde los tiempos mismos de la conquista, hasta épocas más recientes como lo ha recordado Luis Villoro en su libro Los grandes momentos del indigenismo en México o Edmundo O’Gorman al hablar del proceso de La invención de América, libro en el que diserta sobre la hazaña colombina y sus consecuencias.

En julio pasado un joven usuario de la plataforma Change.org, hizo la petición de retirar del Paseo de la Reforma el monumento a Colón por ser considerado un símbolo de glorificación al colonialismo y fue un genocidio contra millones de seres humanos. “La existencia de su monumento se debe a la persistencia del colonialismo como práctica social y cultural”, añadió.2 Apenas este mes de agosto, la activista y artista peruana Daniela Ortiz anunciaba en Tweeter que se marchaba de España tras una serie de amenazas recibidas tras proponer desmontar el monumento a Colón en Barcelona por considerarlo una muestra de simbología racista y colonial.3

Por supuesto que los historiadores se han expresado sobre el tema de los monumentos: Juan Pan-Montojo de la UAM opina que no es positivo destruir elementos del pasado pues nos privan de instrumentos  para su conocimiento y que destruir el monumento de un esclavista es la afirmación de que no se desea replicar sus conductas en nuestra sociedad, pero que en su opinión sería mejor emplazarlos y reinterpretarlos.4 Mientras que Miguel Alonso de la Universidad Autónoma de Barcelona cree que una estatua no es un objeto neutro ni decorativo y que al ser puesta se ha hecho un uso político de la historia, que se debe revisar.5

El presidente galo Macron este junio opinó sobre el asunto: «La República no borrará ninguna huella ni ningún nombre de su historia, no olvidará sus obras ni retirará sus estatuas», ha manifestado en referencia a las críticas al pasado colonial o esclavista del país. «Debemos mirar juntos con lucidez toda nuestra historia, nuestra memoria».6 En tanto que en alguna publicación se ha recordado que el edificio en el que despacha Macron —el palacio del Elíseo—, fue construido por uno de los esclavistas más ricos de Francia en el siglo XVIII, Antoine Crozat, director de la Compañía de Guinea, encargada del suministro de esclavos a las colonias españolas, quien casó a su hija con un aristócrata.7

Puede afirmarse salomónicamente que los monumentos tienen que permanecer un su sitio y su contexto explicado en una placa, su valor histórico y artístico o bien, desplazados a lugares donde se cuente su historia, sin la necesidad de ser destruidos. Al respecto Hernán Cortés puede estar tranquilo para 2021 ya que no existe un gran monumento en su honor en nuestra capital, pero es de temer alguna acción en contra del que existe en su natal Medellín, —que ya ha sido objeto de ataques con pintura el 12 de agosto de 2010— aunque en una de sus cartas de relación él se retrate como un hombre magnánimo en las horas de esa batalla de agosto de 1521.

Son recomendables también para ilustrar estos hechos dos obras: el libro clásico Visión de los vencidos. Relaciones indígenas de la conquista, con la selección y notas de don Miguel León Portilla y El entuerto de la Conquista, de Luis González, en el que se incluyen sesenta testimonios desde las primeras noticias de un mundo nuevo, pasando por las guerras de conquista, la fundación política de la Nueva España, el cariz económico de la Conquista, la Conquista espiritual, hasta los primeros frutos del choque cultural, que nos dan una idea de estos importantes eventos históricos con textos de destacados protagonistas de los mismos como: Colón, Alejandro VI, Bartolomé de las Casas, Bernal Díaz del Castillo, el mismo Cortés, Pedro de Alvarado, Carlos V y Felipe II, entre muchos otros. Estudiar para comprender.

Son de esperarse una pléyade de artículos, ensayos, libros, películas y series de televisión para el año que viene, una de las cuales ya ha sido presentada su primera parte en streaming y en la televisión abierta: “Hernán”. La industria del cine de Hollywood, en el pasado había situado la realización de este acontecimiento histórico como casi imposible de filmar, pero con los avances tecnológicos en la producción cinematográfica esto ahora es posible y ya se ha hablado de la serie “Cortés”, producida por Steven Spilberg que sería presentada para 2021 en la plataforma Amazon. Ya veremos.

Referencias

1. https://www.franceculture.fr/emissions/linvitee-des-matins/la-memoire?fbclid=IwAR2PK8WwcC9UpN6XhbQgFBefe_ZH13Mj2KfW7U_6nQqmbReQz5EWR6zChl4

2. https://www.sinembargo.mx/15-07-2020/3823782?fbclid=IwAR0Q84ATA9_HzYfCOPhGWdMpc-ohSPD3yjXOcf2OR8kfLDQ8lh6WRb14JPQ

3. https://www.abc.es/cultura/arte/abci-artista-daniela-ortiz-marcha-espana-tras-recibir-amenazas-redes-sociales-202008041256_noticia.html?fbclid=IwAR3ae0L97eM3Tm08tUermND8NGn1AjFk0OcufaG434B-20ARgS1WgFWHbzU

4. https://www.vozpopuli.com/politica/historiadores-black-racismo-estatuas-colon-eeuu_0_1363664825.html?fbclid=IwAR2VmQFA1v_EJc5BVukD53quZNtCBqDUWGPx5BH_0b4JCbdXwsG6PzwnnNU

5. Íbid.

6. https://www.abc.es/cultura/abci-macron-republica-no-olvidara-obras-retirara-estatuas-202006151559_noticia.html?fbclid=IwAR3hVvl32X3yh4L5ZkpwlqZccW-zdLPR-aKSUxaIq0GyZLS-GCg2ltBTgv4

7. https://www.franceculture.fr/histoire/lelysee-le-plus-grand-symbole-a-paris-du-passe-esclavagiste-de-la-france?fbclid=IwAR0DZvd24S66D5UqMdWqjcg1HYesGVn10DZsdJrc_ES2WpamgmEM08DkW3s

(*) Mtro. Marco Darío Balderas

Historiador por la Universidad Iberoamericana y pintor por el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Ha sido investigador y redactor en numerosos proyectos editoriales y ha realizado varías exposiciones y murales privados y comerciales. Ha practicado la docencia en diversas instituciones y se ha desempeñado también como bibliotecario. Actualmente es investigador y redactor en la Fundación Miguel Alemán A.C.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s