¿Por qué pagamos impuestos en México?

Para 2020, se prevé en dicho documento que el gobierno ingresará a sus arcas la cantidad total de 6,107,732,400,000 (seis billones ciento siete mil setecientos treinta y dos millones cuatrocientos mil pesos 00/100 M.N.)

Por Ricardo Díaz Palacios (*)

y Arturo Martínez Lam (*)

Imagen ilustrativa: Stevepb/Pixabay

A raíz del nacimiento del estado mexicano a la vida jurídica a principios del siglo XIX, derivado del movimiento de independencia, tuvo la necesidad de hacerse llegar de recursos para poder cumplir con sus obligaciones y mandamientos constitucionales a fin de cubrir las necesidades de educación, salud, seguridad, etc., de la población mexicana.

Es necesario que el Estado mexicano tenga la suficiente liquidez y solvencia para cumplir con dichas obligaciones. Es por eso que se deben crear mecanismos legales para poder cumplir con dichas expectativas y necesidades del pueblo mexicano.

Es importante mencionar que el enfoque del presente es analizar los ingresos gubernamentales federales y, por lo tanto, no contemplamos como parte del mismo los impuestos o recaudación local que corresponde a los estados y municipios. Dichos conceptos de impuestos y derechos son, entre otros: impuesto predial, derechos por servicios de agua, impuesto sobre adquisición de inmuebles, impuesto sobre nóminas, etc.

El artículo 31 fracción IV de la Constitución establece como OBLIGACIÓN de los mexicanos el CONTRIBUIR para el gasto público de la Federación, Estados y municipios en que residan las personas, es decir, nos impone la obligación de pagar al erario público una serie de impuestos que se generan de diversas formas, las cuales más adelante se comentarán.

La Ley de Ingresos de la Federación cada año establece los recursos estimados que obtendrá el gobierno para hacer frente a las necesidades de gasto y de inversión.

Para 2020, se prevé en dicho documento que el gobierno ingresará a sus arcas la cantidad total de 6,107,732,400,000 (seis billones ciento siete mil setecientos treinta y dos millones cuatrocientos mil pesos 00/100 M.N.).

Por concepto de impuestos se prevé que ingrese el 57.4%, es decir, la cantidad de 3,505,822,400,000 (tres billones quinientos cinco mil ochocientos veintidós millones cuatrocientos mil pesos 00/100 M.N.) de la siguiente manera:


Concepto
Impuesto sobre la renta
Impuesto al valor agregado
Impuesto especial sobre producción y servicios
Impuesto sobre automóviles nuevos
Impuestos al comercio exterior
Accesorios de impuestos
Otros impuestos
Ajustes
Total
Importe en millones de pesos
1,852,852.3
1,007,546.0
515,733.5
10,776.3
70,984.6
41,210.2
6,850.3
-130.8
3,505,822.4

Como podemos ver, gran parte de la recaudación por parte del Servicio de Administración Tributaria se da por los conceptos de los Impuestos sobre la Renta y al Valor Agregado, los cuales rebasan el 80% del total de los impuestos.

Ahora bien, ¿porque pagamos impuestos? Es importante mencionar que los impuestos se generan por las siguientes causas:

El Impuesto sobre la renta (ISR) se genera por la obtención de ingresos tales como salarios, honorarios, intereses, por actividades empresariales, dividendos, etc. Al recibir un ingreso se dan los supuestos para el pago de ISR y en algunos casos se permite la resta de deducciones para obtener una utilidad que normalmente se da por todo lo que suceda en un año de calendario.

El Impuesto al valor agregado (IVA) se paga por el consumo de bienes o servicios, en cuyos precios va incluido el impuesto respectivo.

El Impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS), al igual que el IVA, se paga por el consumo de bienes o servicios.

El impuesto sobre automóviles nuevos (ISAN) se paga por la adquisición de autos nuevos.

El impuesto al comercio exterior (ICE) se paga en la importación de ciertos bienes y/o servicios. Cabe hacer mención que en México no se paga Impuesto a la exportación.

Es importante mencionar que todos los mexicanos estamos obligados al pago de impuestos, pero debemos de ubicarnos en los supuestos jurídicos a que se hace referencia en el articulo 6 del Código Fiscal de la Federación, los cuales compartiremos próximamente.

(*) Ricardo Díaz Palacios

Contador Público Egresado de la Escuela Superior de Comercio y Administración del Instituto Politécnico Nacional. Maestro en Impuestos por el Instituto de Especialización para Ejecutivos, A.C.
Ha escrito artículos en Revistas especializadas PAF y Bitácora fiscal. Expositor de diversos temas fiscales empresariales. Colaboró en la firma Orozco Felgueres.
Colaboro como Asesor fiscal en la firma Intelegis.
Coautor de libro de costo de lo vendido para efectos fiscales.
Actualmente se desempeña como asesor fiscal independiente y colabora como asociado de la organización As asesores en soluciones.

(*) Arturo Martínez Lam

Licenciado en Contabilidad y Derecho egresado de la Universidad Humanitas. Cuenta con 10 años de experiencia en el ramo fiscal. Ha colaborado en firmas internacionales destacando la firma Mazars Outsourcing, donde fue el encargado del proyecto más grande de la firma en ese periodo. Así mismo cuenta con experiencia en empresas transnacionales, en las cuales ha colaborado con los Estudios de Precios de Transferencia Internacional y Nacional.
Actualmente se desempeña como asesor fiscal independiente y colabora como asociado de la organización As asesores en soluciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s