Países con mayor contribución al PIB mundial y al bienestar interno

«Más allá del ingreso, más allá de los promedios…» (PNUD, 2019)

Por Marlene Martínez Leal (*)

Imagen ilustrativa: Sheila Santillán (Pixabay)

Como sabemos, el Producto Interno Bruto (PIB) es una forma de medir el crecimiento económico de un país (suma de los bienes, servicios e inversiones realizadas en el país durante un año —generalmente—); también es conocido que este indicador económico, contabiliza sólo los bienes y servicios servicios «finales», lo que implica que no se añaden los bienes que contribuyen a la elaboración del producto definitivo. A todos nos debería interesar si nuestro país está creciendo o no, es decir, si se produjo más o menos que el año anterior (tasa del crecimiento).

Este término acuñado por el economista estadounidense Simon Kuznets (1934), mantuvo la idea de ser usado como herramienta estándar para medir el tamaño de las economías nacionales y una en su conjunto: la internacional.

El uso del PIB como indicador único de bienestar es y ha sido criticado desde sus inicios por el propio Kuznets. Una cosa era tener un indicador sencillo para medir la producción de un país —y que diera orientaciones en el establecimiento de políticas económicas— y otra muy distinta, utilizarlo como indicador del bienestar y progreso de una nación. El problema, se dio cuando algunos actores —políticos— empezaron a utilizar los datos de su crecimiento como resultado de sus decisiones en el gobierno con claro objetivo populista.

En la actualidad, para medir el crecimiento y bienestar de una economía-nación se deben considerar más de un indicador, como el Índice de Desarrollo Humano (IDH). Éste, se creó para hacer hincapié en que la ampliación de las oportunidades de las personas debería ser el criterio más importante para evaluar los resultados en materia de desarrollo de una nación, sin dejar de lado el crecimiento económico como un medio que contribuye a ese proceso, pero no es un objetivo en sí mismo. El IDH mide el progreso conseguido por un país en tres dimensiones básicas: disfrutar de una vida larga y saludable (cobertura en salud), acceso a educación (nivel de escolaridad) y nivel de vida digno (ingreso per cápita a precios internacionales) (PNUD, 2016).

Así pues, tomaremos el PIB Global presentado en 2019 por statista.com en función de las estimaciones hechas por el Fondo Monetario internacional (FMI) de los 15 países que tuvieron la mayor aportación al PIB mundial, al cual se anexa el IDH que obtuvieron estos mismos países en el mismo año.

Como se observa, Estados Unidos, es el país más rico del mundo, con un PIB de 21.3 billones de dólares estadounidenses en 2019; Canadá ocupó el 10° lugar con 1.73; España fue el 13° de la lista, con una estimación de 1.48 billones y México fue el 15°, con una aportación de 1.24 billones de dólares estadounidenses para 2019. En materia de Desarrollo Humano, Estados Unidos obtuvo un puntaje de 0.924, Canadá de 0.926, España de 0.891 y México de 0.700.

Es de señalar que, a pesar de que Estados Unidos reportó la mejor contribución al PIB mundial, su población no fue la más beneficiada de manera directa por ese indicador; Australia obtuvo el mejor puntaje en IDH e incluso Canadá ofreció un mejor índice (0.926). En el caso de España, se posicionó mejor en el IDH (0.891) que el PIB mundial. México, por su parte, tuvo un comportamiento más congruente, pues subió una sola posición en el IDH (sobre India) y fue el último de la lista en aportaciones al PIB.

Como lo señaló Kuznets, el que una economía tenga un PIB alto o bajo no es sinónimo de que sus habitantes tenga un buen desarrollo humano; son muchos los factores que se deben considerar para hacer una aseveración de esta naturaleza. Por ello se ha presentado este breve ejercicio comparativo. De ser directa la relación el único país de esta lista que guarda «consistencia» es México.

Las políticas deben ser no solo de carácter económico, sino de carácter social, considerando que una nación no es única, independiente; son muchos los factores y actores que influyen en ella para ser «potencia». Es y será importante observar en los próximos meses de «crisis» (pandemia) el comportamiento de estos países en materia económica y en materia social.

Referencias


Datos Macro. (31 de julio de 2020). Expansión. Obtenido de https://datosmacro.expansion.com/paises/grupos/naciones-unidas

Fernández, Rosa. (30 de abril de 2020). Statista. Obtenido de https://es.statista.com/estadisticas/600234/ranking-de-paises-con-el-producto-interior-bruto-pib-mas-alto-en/#statisticContainer

PNUD. (2016). PNUD-INFORME NACIONAL DE DESARROLLO HUMANO. Obtenido de http://desarrollohumano.org.gt/desarrollo-humano/calculo-de-idh/

(*) Marlene Martínez Leal

Maestrante en Administración por la FCA-UNAM. Lic. en Política y Gestión Social por la UAM-Xochimilco. Docente de la UNAM en la Facultad de Economía, Profesor Invitado en el Facultad de Contaduría y Administración. Investigador independiente en problemas y proyectos vinculados al Desarrollo (administración, economía, política, sociedad y relaciones internacionales). Miembro actual y activo de la AMEI, AMECIP, ALAST, SOMEE. Ponente en diversos congresos y seminarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s