¿Qué es el envejecimiento?

No se ha podido definir con exactitud qué es el envejecimiento, pero la idea más aceptada es que tenemos que considerar este proceso como una parte de nuestra vida

Por Rosa López Fernández (*)

Imagen ilustrativa: Sabine van Erp (Pixabay)

En el ciclo vital de una persona hay varias etapas: el nacimiento, la infancia, la adolescencia, la juventud, la edad adulta y, a partir de cierto momento, los 60 años, por consenso, se comienza a envejecer, aunque esta última etapa no empieza en el mismo momento para todo el mundo; ni siquiera los órganos de la misma persona envejecen a la vez.

El envejecimiento humano es un proceso gradual y adaptativo, caracterizado por una disminución relativa de la respuesta homeostática, es decir el equilibrio que le permite al organismo mantener un funcionamiento adecuado, debida a las modificaciones morfológicas, fisiológicas, bioquímicas y psicológicas, propiciadas por los cambios inherentes a la edad y al desgaste acumulado ante los retos que enfrenta el organismo a lo largo de la historia del individuo en un ambiente determinado (Secretaria de Salud de México, 2015).

El envejecimiento incluye todas aquellas alteraciones que se producen en un organismo al pasar el tiempo y que conducen a pérdidas funcionales y a la muerte. Así, para las personas es el poder enfrentarse a cambios de la propia vida y afrontar nuevos problemas. En cada etapa se van acumulando gran número de cambios o acontecimientos críticos de la vida con signo positivo o negativo, que exigen una confrontación y una adaptación (Rodríguez, 2011).

Se considera como todas las alteraciones que se producen en un organismo con el paso del tiempo y que conducen a pérdidas funcionales y a la muerte (Gómez, 2005).

Hay que hablar del envejecimiento como un fenómeno global, físico, pero también psicológico y social.

¿Cuál es la diferencia entre edad cronológica y edad biológica?

La edad cronológica es la que figura en el carnet de identidad: es la suma de los años que se tienen y es la única objetiva. En cambio, la biológica es la edad que parece que se tiene, por ejemplo, hay gente de noventa años que aparenta setenta. Estas personas están mejor que la mayoría de gente de su edad. Se puede cuantificar de alguna manera, pero es difícil hacer una valoración global, porque quizás alguien tiene la misma capacidad renal a los ochenta años que a los cincuenta, pero en cambio, camina muy despacio o es socialmente inactivo. En cualquier caso, calcular la edad biológica es muy difícil (s/a, 2010).

¿Cuándo se empieza a envejecer y cuándo empiezan a hacerse evidentes los síntomas del envejecimiento?

Hay estudios en que se piensa, que se envejece desde que se nace. El envejecimiento como el proceso en que la mayoría de las funciones empiezan a menguar más que a crecer: menos neuronas, menos fuerza muscular, etc.

En términos generales, se acepta que el envejecimiento inicia temprano en la vida y que los cambios biológicos relacionados con él aparecen de manera asincrónica en distintos aparatos y sistemas (Secretaria de Salud de México, 2015).

A partir de los treinta años la masa ósea ya no aumenta. También se dice que, a partir de cierta edad, el cerebro ya no tiene la plasticidad para aprender tanto.

La cuestión hormonal es básica: la menopausia en las mujeres, la disminución de testosterona en los hombres, etc.

En algunos organismos es posible detectar desde muy temprano los primeros indicios de lo que será su envejecer, ello puede traducirse en vulnerabilidad a la presencia de enfermedades crónico-degenerativas, cuya prevalencia se va acrecentando conforme aumenta la edad.

En la actualidad el período de vida del ser humano se cuantifica con un máximo de 120 años, cuando los fenómenos intrínsecos del crecimiento y del envejecimiento se desarrollan en un medio adecuado, de no ser así, la duración cronológica de la vida humana se reduce proporcionalmente, aún cuando el espacio biológico sea en todos los individuos el mismo (Gómez, 2005).

El proceso de envejecimiento no está condicionado únicamente por características biológicas, también existen patrones sociales, culturales y ambientales que claramente intervienen.

Los estilos de vida han demostrado tener un impacto significativo en la salud, bienestar y calidad de vida en la vejez dentro de los que se encuentran una alimentación adecuada, ejercicio físico, periódico y seguro; higiene personal adecuada, sueño suficiente y reparador, recreación y alta autoestima.

En la actualidad muchos autores definen el envejecimiento con diferentes enfoques, pero, descríbase como se describa, se torna patente que es un proceso que conviene definir en términos del ser humano en general. La vejez constituye la aceptación del ciclo vital único y exclusivo de uno mismo y de las personas que han llegado a ser importantes en este proceso. Supone una nueva aceptación del hecho que uno es responsable de su propia vida (López, 2018).

La sociedad debe reconocer que el envejecimiento de una gran proporción de sus miembros la afecta como un todo y no es un fenómeno que atañe solo a las personas mayores.

Referencias

Gómez, J. (2005). Envejecimiento. Recuperado el día 04 de Julio del 2016 de
http://med.unne.edu.ar/revista/revista100/envejecimiento.htm

López, R. (2018). La población mundial envejece. ¿Calidad de vida en el adulto mayor?: un enfoque interdisciplinario. Universidad Anáhuac. Estado de México. México. Recuperado de http://pegaso.anahuac.mx/accesoabierto/publicaciones

Rodríguez, K. (2011). Vejez y envejecimiento. Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud. Rosario. Recuperado de http:// www.urosario.edu.co/…/dd857fc5-5a01-4355-b07a-e2f0720b216b.pdf

s/a. (2010). Senescencia. ¿Qué es envejecer? Recuperado el 04 de Julio del 2016 de http://www.ub.edu/senesciencia/noticia/que-es-envejecer/

Secretaria de salud de México. (2015). Instituto Nacional de Psiquiatría. Envejecimiento. Recuperado el 04 de Julio del 2016 de http://www.geriatria.salud.gob.mx/contenidos/menu5/envejecimiento.html

Dra. Rosa López Fernández

Doctor en Investigación Interdisciplinaria, Coordinadora del diplomado en Cuidados a las personas adultas mayores: retribuyendo a la vida, una visión interdisciplinaria. Catedrática e investigadora en la Universidad Anáhuac, México. Maestría en Gerontología Médica y Social por el Centro Iberoamericano de Atención a la Tercera Edad. Investigadora Agregada por la Academia de Ciencias, Licenciatura en Psicología por Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, Cuba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s