La estrategia de México frente a la disminución de producción petrolera ¿es la correcta?

En un asunto como el que nos ocupa, vale la pena ver el problema de manera integral, sin dejarse guiar por opinadores poco informados

Por: Dr. Rubén Sanchez Orozco (*)

Imagen superior: Pixabay

El pasado sábado 6 de junio se reunieron las autoridades energéticas de Rusia y Arabia Saudita para determinar la continuación de sobre la reducción de producción petrolera y permitir un aumento o al menos mantener los precios actuales del hidrocarburo.

El gobierno mexicano por medio de la secretaria de Energía, Rocío Nahle, se negó rotundamente y dejo claro que no continuaría con esa estrategia, por no convenir a los intereses de la nación, además de comentar que no todos los países miembros de la OPEP habían cumplido cabalmente con lo acordado dos meses antes en la reducción de extracción petrolera, la cual terminaría en el mes de julio.

Si recordamos, fue muy criticada la secretaria Nahle por negarse a reducir la producción de 400,000 barriles diarios y solo comprometerse a bajarlo a 100,000 barriles, situación que muchos pseudoperiodistas o comentaristas de las noticias criticaron, bajo el argumento de que cómo era posible que no entendiera la situación, y que todo era en beneficio del aumento del precio del petróleo y, por lo tanto, de los ingresos petroleros de este país.

Como podemos observar en el siguiente gráfico, el precio del barril de petróleo de la mezcla mexicana llego ha estar en valores negativos.

La situación parecía alarmante y una afectación directa de los ingresos petroleros del país; sin embargo, la postura mexicana tenía una razón de ser, ya que desde 2001 el gobierno de México contrata coberturas petroleras para contrarrestar las variaciones negativas del precio del petróleo, una práctica común cuando quieres trasladar el riego o al menos mitigarlo, tanto a productores como a consumidores de materia primas.

La información disponible sobre estas coberturas petroleras, realizadas por gobiernos, cada vez son más escasas, debido a la posibilidad de ser utilizadas para influir en los precios mediante la especulación. Para el caso mexicano sabemos que el precio por barril de la cobertura es de 49.0 dólares. Y algo importante para poder cobrar esta cobertura es que se tiene que entregar el bien negociado, en este caso los barriles de petróleo negociados.

Las coberturas congelan el precio pactado en el contrato, de tal forma que si el precio llegase a cero, la contraparte del contrato de cobertura tiene la obligación de cumplir con el precio pactado a cambio de la materia prima negociada; por tal razón al gobierno mexicano no le conviene reducir su producción para ser efectivo su seguro y tener sus ingresos proyectados. El siguiente gráfico muestra la producción petrolera hasta abril del 2020.

La reciente negativa de continuar con la reducción en la producción petrolera puede dar a pensar que las coberturas ya pagadas (que costaron 20,000 millones de pesos) cubren la mayoría de la producción petrolera en este 2020.

En estos dos meses de reducción en la producción petrolera, México dejó de producir 100,000 barriles diarios que, multiplicados por los 61 días, dan un total de 6,100,000 barriles a 49.0 dólares. Por lo tanto, se dejó de ganar un total de 298,900,000 de dólares que, en pesos, con un tipo de cambio de 22 pesos promedio, equivalen a $6,575,800,000 pesos. Cifra nada despreciable y mucho menos con el problema de ingresos por la que está pasando el gobierno federal.

(*) Dr. Rubén Sánchez Orozco

Licenciado en Ciencia Política y Administración Pública en la U.N.A.M., obteniendo el grado con la tesis: “El Mercado de Valores y su Modernización en México”. Posgrado en el Mercado de Valores, Universidad Anáhuac del Norte.
Posgrado en Banca de Inversión, Instituto de Capacitación Financiera. Maestría en Finanzas, en la Universidad Anáhuac del Norte, Tesis “Los Requerimientos de capital,base fundamental para la administración de riesgos”. Doctorado en Administración Pública, por la Universidad Anáhuac del Norte, tesis “El poder Legislativo frente al Subdesarrollo Económico de México”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s