Tres estrategias docentes post Covid: Estrategia A(daptación)

El ciclo escolar está por cerrar oficialmente, aunque, en la práctica, para muchos estudiantes cerró el día después de que se ordenó la cuarentena. Es un hecho que la escuela se ha mostrado transparente, es decir, mostró lo que teníamos de fortalezas (docentes, horarios, espacios, actividades) y debilidades (TIC [Tecnologías de la Información y Comunicación] y TAC [Tecnologías de Aprendizaje y Conocimiento], relevancia en redes, manejo de plataformas).

Por Dr. Alejandro Rodríguez Rodríguez (*)

Imagen Superior: Pixabay

En las próximas semanas (suponiendo que regresemos en tiempos establecidos, y pensando que tal vez es momento de ver hacia adelante), te sugiero visualizar el gozo de enseñar y aprender. Pienso que, como docente, conviene volver a hablar de la alegría de compartir tiempo, profesión y vida en sana y armoniosa convivencia —sea online o no—, de donde fluye el sentimiento de alegría. Esta es también una expresión de la benevolencia en su sentido más cercano al origen: querer el bien del otro y querer el bien de sí mismo, racional, emotiva y psicológicamente.


¿Podemos hoy hablar de un docente que se adapta? Me atrevo a decir que sí, siempre y cuando intentes la Estrategia A. Es decir:

  • Significa hacer de tus intervenciones, en el proceso de aprendizaje, respuestas innovadoras a las aportaciones de los alumnos desde sus necesidades, intereses e indagaciones.
  • Significa una respuesta a contribuciones no previstas de los estudiantes (desde distracciones intencionales hasta intervenciones de otro tipo —familia, mascota— durante la sesión en línea), una respuesta a una situación no contemplada en el plan de clase (momento emocional de alguno de tus alumnos, interrupción de algún adulto presente) o una respuesta a la postura clara de alguien en la sesión que propone un sesgo a lo planeado (pensado o espontáneo).
  • Significa armonizar lo que parece opuesto o contradictorio, logrando hacer coincidir perspectivas divergentes, permitiendo emparejar inequidades u horizontes diversos seleccionando lo mejor de cada posibilidad, combinando en modos creativos y estimulantes las experiencias de aprendizaje que se presentan en lo cotidiano de la vida y en lo no planeado de la existencia.
  • Significa un modo creativo de innovar lo dado con cambios significativos en las prácticas de aprendizaje. Considerando maneras innovadoras de acercarse al aprendizaje (casos a estudiar, investigación de campo, experiencias cercanas a la vida del estudiante), reelaborando instrucciones en el momento mismo de conocer las necesidades de los estudiantes (improvisas si no conoces, innovas si sabes), el contexto, la acción pedagógica más conveniente (panel, lluvia de ideas, debate), tu propia persona en actitud de respuesta a las necesidades únicas del momento (empatía, colaboración, conectividad). Las experiencias de aprendizaje, si lo son, serán siempre co-creadas y co-construidas, no unilateralmente planeadas ni unipersonalmente construidas. De hecho, una excelente planeación garantiza una excelente adaptación. Sabemos que si tienes expertiz en los contenidos, innovarás mientras improvisas; de lo contrario improvisarás sin intencionalidad educativa.

La estrategia A(dapatación) con innovación, requiere de ti, docente:

  1. Poseer un sólido conocimiento y estrategias pedagógicas conocidas y en dominio de ellas.
  2. Un entendimiento consistente de la valoración de tus estudiantes (no hablo de evaluaciones) en sus alcances, metas, logros, límites y posibilidades.
  3. Una respuesta sensible, en sintonía y adecuada a las necesidades de los estudiantes. Somos humanos en interacción de sentidos y significados.

Te sugiero regresar a la escuela innovando —sin angustiarte de cómo será con nuestras restricciones por cuestiones sanitarias—. Es decir:

  1. Promueve la indagación, debate, discusión e investigación acerca de las preguntas generadas por tus mismos estudiantes. NO atenta contra el curriculum oficial.
  2. Desarrolla estrategias pedagógicas que sean colaborativas (casos en la comunidad —seguridad, comercio, costo de vida, transporte, calidad de aire, etc.—).
  3. Activa el conocimiento previo que cada estudiante posee (no lo aprenden todo en la escuela, lo aprendido en casa es aprendizaje que en ocasiones requiere precisión.
  4. Genera un plan de clase en el momento en que se enseña; ello requiere que tengas muchos recursos previos de lectura, reflexión y experiencia. Todo esto se adquiere poco a poco, no desesperes.
  5. Genera una verdadera experiencia de aprendizaje anclada en las preguntas, intereses y maneras de entender de los estudiantes; se requiere diálogo, disciplina, paciencia y agilidad mental.
  6. Modificar tus conocimientos y experiencias a las situaciones concretas. Requieres mucha lectura previa, indagación crítica y colaboración de compañeros con conocimientos en las diversas temáticas.
  7. Planea para una carrera de 100 metros no para un maratón. Poco e intenso, mucho respaldo, pero dosificado, actual y relevante.

Frente a la posibilidad de un mundo donde la Inteligencia Artificial, el mundo virtual, las tecnologías presentes en cada espacio humano puede tener desenlaces controvertidos, la educación enfrenta la disyuntiva más clara hoy de apostar por la utopía de la humanidad en armonía y vida plena, o continuar el curso de los acontecimientos como espectador de una sociedad que en muchos momentos parece buscar la distopia. Si logras visualizarte adaptando e innovando, querido profesor, serás un docente con una intencionalidad que saca lo mejor de cada persona en todos los aspectos, circunstancias y decisiones tocando vidas y transformando mentes y corazones, porque a fin de cuentas… educar es cosa del corazón.


PD. Disfruta en la red el Flash Mob Mariachi Plaza Mayor Madrid España (https://www.youtube.com/watch?v=HXyEUH9X82w)
o el Flash Mob Sabadell (Himno a la Alegría). Nutre la vida profunda. (https://www.youtube.com/watch?v=wTIiHedh2J8)
En siguientes entregas mencionare las estrategias B y C en este espacio.

(*) Dr. Alejandro Rodríguez Rodríguez

Doctor en Educación por la Universidad de San Francisco, California. USA. Maestro en Teología y Mundo Contemporáneo por la Universidad Iberoamericana, CDMX. Licenciado en Filosofía por el ISES, CDMX.
Actualmente Profesor adjucto e Investigador en el Institute of Salesian Studies, Berkeley, CA.
Antiguo director de la Universidad Salesiana-México en dos periodos. Ha sido Director Editorial de la Revista Vitam. Profesor invitado a la Maestría en Docencia Superior por la Universidad Mesoamericana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s